Mujeres migrantes huyendo de la pobreza y la miseria

Por Luis Carlos Rodríguez González/The Exodo TUCSON, Arizona.- Doña María Hernández se pasea todos los días por los alrededores del Consulado de México en Tucson. Tiene la esperanza de que alguien la ayude a resolver su grave problema que mantiene dividida a su familia. Su marido fue deportado hace siete años y vive en Agua Prieta, Sonora con tres de sus hijos. El resto, otros tres, viven con ella en esta ciudad estadunidense. Vende comida, gelatinas, limpia casas y todos los días reza para que ocurra un milagro y su…