Un banquete para el difunto Don Quijote

 

Texto y Fotos Iván Rivas

 

Una vez que el éxito de Don Quijote se había confirmado en la sociedad del siglo XVII, Cervantes tuvo que matar a su personaje y terminar con su aventura para evitar que otros quijotes estuvieran rondando. Ante su muerte La Bomba teatro se ha propuesto realizar un banquete a la altura del caballero andante. En esta comida sólo algunos afortunados del público tomarán lugar dentro del escenario para ser los comensales donde cada uno probará “duelos y quebrantos”, vino y demás platillos que van formando el banquete.

 

La selección de cada platillo abres telón para la magia circense, las anécdotas de Alonso Quijano y las defensas de Sancho Panza porque como han querido hacer leña del árbol caído, de Quijote quisieron escribir epílogos. La obra transcurre con esta empresa, diría Don Quijote, “en fiera y desigual batalla” de anfitriones contra comensales.

Lo bueno: Una obra divertida, repleta artes escénicas donde cada una amalgama para dar sentido al Banquete del difundo Don Quijote.

 

Lo malo: Si el público espera conocer de principio a fin la historia de Don Quijote, esta no es su obra, pues sólo encontrará algunos fragmentos.

Related posts