Una ley que ladra y sí muerde

Texto y Fotos:  Miriam Mabel Martínez

 

El martes 6 de febrero se realizó la “Caminata en Pro del Bienestar Animal y el Humano”, convocada por el Movimiento Nacional del Contribuyente Social 17 de marzo (MONACOSO) y la Unión de Profesionistas en Pro del Bienestar Animal (UPBA). Esta marcha, que partió de la Alameda Central (junto al SAT) y concluyó en el Senado de la Republica, reunió a representantes de los gremios más afectados por la Ley que Regula La Crianza, Venta y la Tenencia Responsable De Animales Domésticos De Compañía En El Distrito Federal y el expediente 7076 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA). La primera, de tipo local, fue impulsada por Víctor Hugo Romo y Xavier López Adame, y la segunda, federal, por Jesús Sesma Suárez, ambos diputados del Partido Verde Ecologista de México.

 

Estas iniciativas afectan directamente a más de cinco millones de mexicanos. Desde la perspectiva de los manifestantes, son leyes discriminatorias y prohibitivas que rompe con la cadena productiva y de servicios de micros, pequeños y medianos empresarios. Debido a ello, esta agrupación busca el diálogo; al igual que la autoridad le preocupa el maltrato y el abuso animal; sin embargo, no está acuerdo con la prohibición, la cual siempre abre las puertas a la ilegalidad, proponen que se revisen las iniciativas para que cumplan con un papel regulatorio.

 

Muchas son las preguntas que surgen ante esta iniciativa, cuestionamientos que no atañen solamente al ámbito de los animales ni a la capital mexicana, sino que invita a la reflexión de temas sociales de inclusión, de los derechos de los animales, de la humanización de las mascotas, de la responsabilidad como dueños, de la cría de especies y su conservación; sobre todo, evidencia que las leyes deben estructurarse y plantearse bajo la asesoría profesional de los especialistas del tema. Abrir líneas de comunicación directa debería ser la primera fase de cualquier ley, ante su ausencia los profesionales del bienestar animal decidieron unir fuerzas junto con otros afectados, como los mercados populares, para solicitar al Senado se les permita explicar sus contrapropuestas, como explica Mario Cortés, veterinario y criador de xoloitzcuintle, “queremos regulación no prohibición? ¿A qué se refiere?

El doctor Miguel Ángel de la Torre, representante de Comercio Responsable, explica que debido a la ignorancia sobre el tema por parte de los diputados, “quienes sólo se apoyaron en las protectoras sin incluir a veterinarios, etólogos, comerciantes, criadores, adiestradores y productores, por mencionar a unos cuantos especialistas en el bienestar animal, se creó una ley sesgada que excluye a personas que han participado en una cadena por generaciones, como lo son los mercados populares, a los que no se les da la oportunidad de capacitarse, que es lo que estamos pidiendo, y en lugar de apoyarlos en la mejora de sus instalaciones, con cursos de manejo de animales, se les prohíbe continuar con su trabajo y al consumidor se le quita una opción más, condicionándolo a comprar sólo en los lugares que la ley considera adecuado, los cuales curiosamente sólo son las grandes tiendas como PetCo y próximamente PetSmart, las dos trasnacionales, y la mexicana Mascota, la cual, por cierto, importa la mayoría de sus productos. ¿Dónde queda la diversidad? ¿Qué hace un productor de alimento mexicano? ¿Por qué se les limitan las opciones a los dueños de mascotas y por qué se cree que estas deben tratarse todas por igual? No todas las mascotas son perros y gatos, ni viven en zonas de clase media urbana”. De la Torre considera que la falta de diálogo real y  profundo ha derivado en propuestas, “ya aprobadas, por desgracia, que no resuelven las problemáticas verdaderas ni a largo plazo, sino que proponen acciones efectistas que tocan los sentimientos y no plantean soluciones. Es como si para estos diputados sólo existiera un estilo de vida único. ¿Dónde queda la diversidad?

 

“No se trata de ‘hacer leyes por hacer’”, comenta el veterinario Sergio Conde, “por si fuera poco muchas existen muchas contradicciones en las propias leyes, lo que evidencia su ignorancia. Basta que se lea de corrido para ver que tienen muchos vacíos rellenados con palabrería y no con investigación”. Mario Cortés agrega que no es la primera vez, “ni será la última, que la mancuerna PVEM-PRI hacen de las suyas fingiendo una ‘preocupación ambiental’ y sí afectar seriamente en la prolongación de las especies. Basta recordar la ley que criminalizó a los dueños de animales de circo. Han demostrado que sus leyes sí muerden”.

 

El 8 de julio de 2015 entró en vigor la ley que prohibía la utilización de ejemplares silvestres en espectáculos. En ese entonces, la coordinadora de temas ambientales del PVEM, la diputada Lourdes López Moreno rechazó las advertencias sobre que los ejemplares a ser expulsados de sus hogares serían ejemplares sacrificados, abandonados, vendidos o condenados a la depresión. Los promotores de la Ley General de Vida Silvestre se escudaron detrás del siguiente párrafo: “deberá entregar un listado de los animales, y con esa información se realizará la logística para enviarlos al sitio idóneo”. Dos años y medio después se desconoce dicha logística y aún no existe una definición de lo que es un “sitio idóneo”. Así se aprobó el mayor ecocidio al sentenciar a muerte al 80% de esos ejemplares. Al día de hoy los diputados involucrados en la ley no han dado seguimiento ni a los animales ni a los afectados.

 

¿En qué momento se distorsiona todo? Ana María Rivera, criadora de xoloitzcuintle, considera que todo empieza con Disney: “Nos adoctrinan. Por ejemplo, en el Rey León, Simba es un león africano, que es amigo de Pumba, que es un jabalí, y comen insectos, en la naturaleza se lo comería, no son cuates, es una aberración de la enseñanza, cuando el león es un carnívoro obligado, come carne cruda, músculo estriado. Esta es una deformación brutal, y de ahí para adelante. Con Nemo, mucha gente fue a los ríos a soltar sus peces, y ahora en México tenemos un gran problema en los lagos y ríos por especies invasoras”.

 

Y el doctor Sergio Conde insiste que “esta ley es producto de la incompetencia de los legisladores y su apatía para verdaderamente profundizar en un tema y buscar a los especilistas para encontrar salidas adecuadas, pero lo único que quieren atraer votos manipulando a través de posturas superficiales y telenoveleras”.

 

La doctora Aída Beatriz Álvarez Salas, presidenta de la Federación de Asociaciones y Colegios de MVZ Dedicados al Bienestar de las Pequeñas Especies (FEMAMVEP), apunta que lo que único que desean es sensibilizar a los legisladores para encontrar un equilibrio y alcanzar el bienestar animal y humano. Las prohibiciones sólo promueven el tráfico, el desempleo y la delincuencia. Además de que miles de especies serán condenadas a la extinción, “somos profesionales honrados, queremos orden y regulación, queremos cooperar en la redacción de una ley digna y respetuosa del bienestar animal, que al final del día es un trabajo en conjunto. Muchas de las prohibiciones de estas leyes van en contra de acuerdos internacionales que tienen como finalidad la conservación de las especies”.

 

El doctor Miguel Ángel de la Torre subraya la necesidad de una capacitación constante para que los mercados populares operen, para ello se requiere del apoyo de la autoridad, en el caso de la Ciudad de México, de la Secretaría del Desarrollo Ambiental de la Ciudad de México (SEDEMA): “Lo que proponemos es que tanto Agencia de Atención Animal (AGATAN) como la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente (PROFEPA) instalen espacios permanentes de vigilancia dentro de los mercados, que se ejerza, con fundamento en el Artículo 69-IX de la Ley Ambiental de Protección a la Tierra en el Distrito Federal, el Fondo Ambiental que recibe alrededor de 500 millones de pesos al año, para mejorar las condiciones de los animales de compañía de la Ciudad de México, por ejemplo”.

Esta situación es compleja, como dice Ernesto García, comerciante del Mercado Morelos: “el gobierno está para regular, no para prohibir”.

¿Qué es “eso” que estos profesionistas quieren compartir y que los legisladores no escuchan? Algunos profesionales del gremio nos cuentan.

 

 

Nosotros tenemos un programa aceptado por la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia más allá (de) 1977, aprobado e integrado para hacer que los médicos veterinarios salgan entrenados para el ejercicio de su profesión. De ahí puede haber especialidades, pero el MVZ debe salir con los conocimientos básicos de cirugía. Lamentablemente tenemos un problema gravísimo, en el área quirúrgica estamos utilizando un modelo que no corresponde a la educación que es el conejo, y no podemos estar utilizando conejos, tanto en medicina veterinaria como humana se ha utilizado siempre al perro. Los grandes médicos, los doctores Christiaan Barnard o Alexis Carrel hicieron sus cirugías primero en perros y de ahí trasladaron su conocimiento de cirugía de trasplante gastrointestinal y de vasos a los humanos. Los veterinarios debemos practicar en el área quirúrgica en el modelo perro. Debido a las protectoras de animales no podemos hacerlo, lo cual es un error. Ellas aseguran que no tenemos instalaciones adecuadas lo cual es falso. Pero también hay un problema con las capturas. Las racias están prohibidas al menos en la Ciudad de México y los antirrábicos no funcionan. En países de primer mundo, esos que tanto admiran estas protectoras por como tratan a los animales, siguen funcionando las racias, se sigue multando a las personas que abandonan a los animales, luego los perros no reclamados pasan un periodo de observación para evitar la rabia y pasando éste algunos de esos perros son trasladados a los centros de investigación y enseñanza. Ojo, estos animales son de tránsito, no se quedarán enjaulados ni serán objeto de experimentaciones extrañas, se estudian, se ve cómo se les puede ayudar en sus males. La historia de la medicina se ha sustentado en estas pruebas. Ahora se nos obliga a practicar en conejos y no corresponde, no funciona. Los encargados de procurar el bienestar animal somos los médicos veterinarios, para eso hemos sido entrenados, ¿ustedes quieren veterinarios mal entrenados que además van a experimentar con sus mascotas por primera vez? La escuela sirve para entrenamiento y si no lo tenemos, entonces qué. Es como un piloto aviador que tiene que cumplir con cinco mil horas de vuelo, ¿se subiría alguien a un avión con un piloto que carece de experiencia real? Yo no. Actualmente estamos mal educando, porque los alumnos saldrán hechos unos inútiles que cobrarán por un conocimiento que no tienen. ¿Qué es más grave? Que no se nos olvide que los veterinarios sí estudiamos deontología y queremos formar profesionales que puedan resolver en la práctica los problemas reales de los animales. Si no se practica en las escuelas de medicina, los egresados saldrán a la calle más que para curar, para crear problemas o frustrarse, ¿queremos eso? Es muy triste, muy triste. Se nos ha criminalizado, nos hacen sentir que al dar clases somos criminales. De acuerdo con esta ley no se pueden utilizar perros, pero conejos sí. ¿No es eso una doble moral?

MVZ Manuel Rangel

Catedrático de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia

 

 

Yo estoy dedicado a los animales de laboratorio. Los institutos nacionales de salud se dedican también a tener bioterios para hacer experimentos. Para nuestras investigaciones el modelo idóneo es el perro, porque estructuralmente los órganos tienen similitud a un ser humano, pero al prohibir su uso se anula la práctica. Los alumnos de medicina ya no pueden practicar y todo lo tendrán que experimentar directamente con los humanos. Entendemos que utilizar al perro como modelo experimental puede parecer cruel, pero entonces, cuál es la solución, ¿parar la búsqueda de curación de enfermedades? Algunas personas nos han sugerido que experimentemos con gente que está en la cárcel, con indigentes o que sufren de alguna discapacidad, ¿no es eso más reprobable? Siempre hemos actuado conforme a la ley, los médicos tenemos un conocimiento científico. Nos regula la SAGARPA y la Ciudad de México, pero ahora con esta ley se quiere prohibir el uso de animales en la enseñanza a cualquier nivel. El problema es que las facultades de medicina y de veterinaria no tendrán lugares ni cabida para realizar sus programas de investigación de licenciatura, maestría ni de doctorado. No habrá aprendizaje por este tipo de prohibiciones, cuál es la opción ¿estudiar al extranjero? Serán muy pocos que puedan, y eso sí es discriminatorio y clasista ¿Ya no habrá médicos? En los institutos de salud, cardiología, enfermedades respiratorias, Pemex, etcétera, los médicos deben estar capacitados, no los vamos a soltar a que hagan paroscopías sin experiencia, ¿o sí? Debemos plantear y discutir todos estos cuestionamientos éticos, y la gente debe se saber que parte de que puedan gozar de una vida más extensa y mantenerse sanos, tomar medicina para curarse, someterse a operaciones y cirugías que les salvan la vida, son resultado de nuestro trabajo y de una investigación bien hecha. Somos profesionales muy responsables. La gente no sabe que si nuestro gremio no está capacitado no los podremos curar ni a humanos ni a animales, es más que acudirán a los centros de salud y hospitales a que practiquen en ellos o tendrán que ir al extranjero. ¿Eso es lo que queremos? La mayoría de los antibiótico que funcionan para humanos, también ayudan a los perros, por ejemplo. Todas las vacunas se prueban. ¿Cómo le vamos a aplicar a su mascota una vacuna contra el parvovirus sin haberla probado antes? ¿Cómo practicar las anestesias? ¿Vamos a esperar a que se mueran en el quirófano nuestros familiares porque los anestesiólogos nunca han anestesiado? ¿Cómo se descubrirán las vacunas de la influenza, por ejemplo? Es una paradoja, pero hay que decir las cosas y fomentar la discusión. ¿Cómo responderemos a una sociedad que quiere vivir más tiempo y estar sano si esa misma criminaliza la investigación? Yo pertenezco a la Asociación Mexicana de Animales de Laboratorio, cuyo lema es “Bienestar animal deber del hombre”, ¿cómo vamos a preservar esta responsabilidad?

Dr. Edgar García Romero

Integrante de la Asociación Mexicana de Animales de Laboratorio

 

 

Lo que nos mueve es el bienestar animal, proponemos revisar esta ley recientemente aprobada para la Ciudad de México, sobre todo el artículo 49, para ser específico, porque dice que cualquier persona tiene prohibido vender, donar o prestar cualquier tipo de animal para la experimentación, con eso nos cierran muchos canales y lo peor es que las prohibiciones crean mercados negros que no deben de ser. Queremos regulación. El aporte de los animales en el área biomédica es la innovación, la constatación de productos médicos y veterinarios y perfección de las técnicas quirúrgicas. Estos son los tres rubros, toda la ciencia médica está soportada por la ciencia médica de los animales de laboratorio. Estamos hablando desde Pasteur hasta las futuras vacunas de Sida o la antipolio. ¿Dónde queremos estar realmente? Los médicos y veterinarios deben tener una enseñanza en cuestión quirúrgica e innovación de técnica… Hay una infinidad de factores que se deben de considerar.

MVZ Miguel Ángel Ramírez

Presidente de la Asociación Mexicana de Animales de Laboratorio

 

 

A nosotros nos mueve el bienestar animal, hace 20 años fundamos la Asociación Mexicana de Adiestradores de Perros para fortalecer y promover la etología, que es la ciencia que estudia la conducta animal, para que entendamos cómo manejar bien a un perro, entender sus alcances, qué es un maltrato y qué no, porque muchas veces tenemos mal el concepto de maltrato. Si un perro papá corrige a su cachorro lo muerde y le gruñe y el hijo no le tiene rencor ni se trauma simplemente corrige la conducta. Los humanos debemos entender que los perros tienen funciones diferentes según su raza y por lo tanto manejos diferentes, no se puede manejar igual a todos. Hay que entender la importancia de la zootecnia canina. Los dueños han humanizado a los perros, y este es un problema social que tañe a la cuestión sicológica humana. Pero nuestra labor son los perros, y nuestra responsabilidad es concientizar a las personas del manejo que deben tener los perros y por ende poder identificar las características de su raza y función. Los sabuesos, por ejemplo ni son mal educados ni “tontos”, son olfativos y su interés es seguir un rastro, mientras que un Labrador su función es ofrecerte y estar cobrando juguetes para compartirlos con el amo. Esta falta de entendimiento es lo que nos preocupa en esta ley, ya que estos malentendidos han hecho que se propongan cosas absurdas, como que los perros no pueden estar encerrados y deben estar sueltos. La AMAPAC tiene más de dos décadas trabajando en las regulaciones en el manejo de los perros, ¿qué quiere decir? Su trato psicológico, dónde deben de vivir, sus instalaciones cómo deben de ser, cómo debe ser su manejo, cómo se deben adiestrar, las afectaciones de los maltratos. Muchas veces van a la clínica porque el perro tiene un problema de conducta que es, en realidad, efecto de instalaciones inadecuadas, por ejemplo. Somos médicos entrenados y a la vanguardia, hemos logrado consolidar un reglamento del manejo muy bien investigado. Es un error hacer este tipo de leyes sin apoyarse en los profesionales y expertos en cada una de las materias, que ya hemos realizado grandes avances; les seríamos de mucha ayuda a los legisladores para hacer mejores leyes. Los ayudaríamos a ver que ya está hecho una parte considerable del camino en cuanto a la regulación, manejo y adecuación de las instalaciones. Simplemente es apoyarse en nosotros para hacer mejor su trabajo.

Dr. Gerardo García Cisneros

Asociación Mexicana de Adiestradores de Perros, AMAPAC

 

 

Nos preocupa que no se nos considere ni se aproveche nuestro conocimiento cuando nosotros hemos trabajado bajo las normas y ya existen regulaciones y mucho trabajo realizado de la mano incluso del gobierno. Hemos estudiado cómo debe ser una escuela, qué es un maltrato, por ejemplo, que debemos considerar el tamaño y las zootecnias de la raza. Es importante aclarar que se adiestran no sólo a los perros para defender o cuidar y hay muchas más. Lo que un dueño responsable debe entender es la importancia de la crianza del perro y ponerle límites para que en su madurez se pueda trabajar la obediencia y luego, dependiendo de la especialidad zootécnica del perro, ver hacia dónde se trabaja. En este sismo del 19 de septiembre los perros de rescate nos demostraron que un perro bien manejado puede ofrecerle a la sociedad su trabajo. Una cosa es hacer una ley basada en información que te envían, esa que se busca en internet o que se recaba a través de asociaciones y otra es profundizar en la problemática existente; cuando analizas esta problemática, te acercas a los expertos, te apoyas de los expertos y entonces sí se promueve un ley para todos, no una ley impositiva y a criterio de los legisladores cuando ni siquiera saber qué es una conducta animal.

Dr. Renán Medina de Velasco

Asociación Mexicana de Adiestradores de Perros, AMAPAC

 

 

¿Dónde quedaron los animales de los circos? ¿A alguien le importa? ¿Sabe la gente que algunos se quedaron en fundaciones establecidas al vapor y del aire o que otros tuvieron que ser vendidos rápidamente a otros circos en el extranjero? Muchos dueños prefirieron eso a dejarlos en el abandono. Aunque les pese, esta la ley no tuvo la trascendencia que esperaban porque hubo quienes se ampararon. Al final, la batalla legal continuó en juzgados y le dio la razón a varios de los circos, al día de hoy al menos seis siguen trabajando. También se ‘les olvidó’ su promesa de hacer santuarios, que decían establecerían en Chiapas, aprovechando a su gobernador verde. No hay uno solo. Curiosamente querían liberar de la esclavitud a estos animales para ponerlos en esos santuarios que sobreviven a través de que la gente sigue pagando por entrar para verlos, y generando una ganancia, ¿para quién? Pero claro, los legisladores iban a rescatar a estos animales de la esclavitud y se les ocurrió que los iban a mandar a sus lugares de origen, por supuesto no sucedió. El problema está en que muchos legisladores y activistas no aplicaron el razonamiento de manera integral. Si se hubiera analizado y negociado, los mismos propietarios de los circos se hubieran unido y creado un santuario de retiro para los animales. En Canadá, por ejemplo, los perros que trabajan en jalando trineos en la nieve como un atractivo turístico se jubilan y los conservan los propios dueños. La realidad no fue lo que prometieron. Nunca se cumplió el bien tutelado. También se dijo que iba a haber campañas de apoyo para esas personas que aceptaron entregar a sus animales. No ha habido una sola compaña ni acompañamiento de activistas ni de legisladores ni a los animales ni a los afectados. A ellos nunca les importó que muchas veces en los circos había más reproducción que en los zoológicos. La prohibición se dio a rajatabla no hubo opción para meterlos en ningún esquema; había por ejemplo, una población muy interesante de jaguares en cautiverio. Aprobaron una ley para la que nadie, ni ellos, estaban preparados, tan fue así que cuando entró en vigor dijeron ‘bueno, los pueden seguir teniendo, pero no pueden trabajar. O sea pueden seguir en el circo sin entrar a la pista, cuando se dio este planteamiento ya muchos se habían desecho de sus animales. Vino una crisis, ya se habían dado baja ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la PROFEPA. Salieron con su ‘yo nunca te dije que no los podías tener, sino lo que quise decir es que no trabajaran’. Una tristeza, porque muchos nos quedamos sin una fuente de empleo. Se habló de que iban a implementar programas de apoyo y hasta la fecha seguimos esperando. Por si fuera poco nos criminalizan, como si yo por atender animales de circo fuera un mal médico. Hubo muchos sectores afectados, en el caso de los circos familias, por ejemplo de domadores, el abuelo que le enseñó al hijo y éste al nieto, porque no saben qué hacer y de pronto tienen que modificar todo su esquema sin acompañamiento ni tiempo de adaptación. Yo quité mi clínica después de 25 años, y eso a nadie le interesa. Todos esos activistas que estuvieron rasgándose las vestiduras y haciendo plantones ya no han regresado a ver qué pasó ni con los animales ni con los seres humanos que estaban en ese entonces trabajando legalmente y honradamente. Que cuidaban a los animales y llevando diversión a esos poblados donde ellos no van. Porque todos esos activismos son en la ciudad. En las comunidades rurales, en la sierra no se aparecen. Ellos son activistas con Facebook, internet, en donde hay agua, donde la gente los ve y donde reciben un ingreso, pero en esos lugares donde la gente se muere de hambre, ahí están los datos del CONEVAL, los activistas que se creen héroes no van a esos sitios, prefieren manifestarse en las redes sociales y con comodidades. Y entonces todo se vuelve selectivo”.

MVZ Gustavo Ortiz

 

 

La ley presentada en 2013 a la VI Legislatura de la Ciudad de México ha entrado en vigor, presumiendo que está a “la vanguardia en legislación ambiental”. En su redacción se afirma que está “fortalecida por instituciones que gestionan los recursos bióticos y colaboran con la visión de mejorar la relación sociedad-naturaleza”. El gremio animal, como se autonombran, opinan que no los han escuchado. Este sector también quiere acabar con la ilegalidad, con la violencia, el abuso y el abandono, por ello piden un diálogo.

El pasado 6 de febrero cerca de las 15:15 horas por fin salió un representante del senado para recibir las cartas de petición, les prometieron recibir a una comisión para escucharlos, claro… pero no les dijeron cuándo.

 

Related posts

One Thought to “Una ley que ladra y sí muerde”

  1. Antinea Mobarak

    Que ignorancia la de ustedes , En USA ya no hay racias, de hecho en varios estados ya son Non Kill, NO se hacen racias , Ni se entregan animales para laboratorios, como se ve que no se actualizan , justo estoy en un Congreso en Austin, donde es. No Killing al igual que todos los Estsdos. Y son todas las ONGs Americanas .
    Le debato a este “MVZ” con bases y con cartas de congresistas Norteamericanos que. Lo que dice es falso.

Comments are closed.