El “corredor del opio” y el “Triángulo Dorado”, en manos de la alianza PAN-PRI-PRD tras comicios del 6 de junio

Por Rivelino Rueda
Foto: INE/Woodrow Wilson Center

El mapa del Instituto Nacional Electoral (INE) sobre el reparto de los 30 distritos electorales federales en los comicios del 6 de junio es clarificador. El “corredor del opio” o “corredor de la amapola”, que va desde la montaña baja de Guerrero, hasta Chihuahua, está pintado de azul claro, que corresponde a las regiones en las que se alzó con la victoria la alianza “Va por México” (PAN-PRI-PRD).

La zona centro, específicamente Guanajuato y la zona nororiente de Jalisco, en donde se ha concentrado la mayor violencia en el territorio nacional en los últimos dos años, tienen la tonalidad azul marino, que indican el triunfo del Partido Acción Nacional (PAN) en esos polígonos.

No son datos del oficialismo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Se trata de los “Cómputos Distritales 2021. Elecciones Federales” del INE. Aquí no cuadra la narrativa de los últimos días esgrimida por los dirigentes nacionales del PAN, Marko Cortés; del PRI, Alejandro Moreno, y del PRD, Jesús Zambrano, respectivamente, quienes aseguran que en la pasada elección el crimen organizado “jugó a favor” de Morena.

Y es que, por ejemplo, una de las regiones más codiciadas y disputadas por los distintos cárteles de las drogas en México, conocida como “El Triángulo Dorado”, que comprende una pequeña porción de territorio al nororiente de Sinaloa (específicamente el Distrito 4, correspondiente a Guasave, donde ganó Morena, y el Distrito 3, correspondiente a Guamúchil, donde se alzó con el triunfo la alianza PVEM-PT-Morena, ambos en la Circunscripción 1); el centro y sur de Chihuahua, así como el norponiente de Durango, quedó en manos de la alianza “Va por México”.

Fuente: INE

Los distritos electorales que dominó en la pasada elección el bloque opositor, y que comprenden el llamado Triángulo Dorado, son los Distritos 1 y 4, que comprende el municipio de Victoria de Durango; el Distrito 9, con cabecera el Hidalgo del Parral, Chihuahua; el Distrito 7, de Cuauhtémoc, Chihuahua, así como los distritos 6 y 8, que abarcan Chihuahua capital, y todos también de la Circunscripción 1.

Cómputos INE 2021-Mapa interactivo: https://computos2021.ine.mx/votos-distrito/mapa

El Triángulo Dorado, ubicado en la zona más agreste de la Sierra Madre Occidental, es un territorio en constante disputa entre al menos diez cárteles del narcotráfico en México –de acuerdo con datos de la Fiscalía General de Estado de Chihuahua–, entre los que destacan el Cártel de Sinaloa, el Cártel de los hermanos Beltrán Leyva, el Cártel de Juárez y, recientemente, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Fuente: WWC (Triángulo Dorado)

Ahí también se encuentran miles de plantíos de amapola, marihuana, así como narco laboratorios de metanfetamina, y de esa zona son originarios los narcotraficantes Joaquín “El Chapo” Guzmán; Ismael Zambada García, “El Mayo”; Rafael Caro Quintero; Miguel Ángel Félix Gallardo, “El jefe de jefes”; Ernesto Fonseca carillo, “Don Neto”, y los hermanos Beltrán Leyva.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre las Drogas 2019, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), mientras que en Colombia se redujo la superficie del cultivo de la amapola y en Afganistán los precios de la adormidera se desplomaron entre 2016 y 2018, “en México aumentó el cultivo del enervante, en donde existen unas 30.600 hectáreas, con un correspondiente potencial mayor de producción de heroína”.

“Un análisis de las incautaciones en los mercados mayoristas de la heroína en los Estados Unidos ha puesto de manifiesto que cada vez predomina más la heroína procedente de México. Aproximadamente el 80% de las muestras de heroína analizadas en 2016 provenían de México”, subraya el reporte de la UNODC.

Informe Mundial sobre las Drogas 2019, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC): https://wdr.unodc.org/wdr2019/prelaunch/WDR2019_B1_S.pdf

Y es que la importancia de controlar geopolíticamente esta área, pero además todo el “corredor de la amapola” –que tiene su asiento en los municipios de Chilapa y Ciudad Altamirano, en Guerrero, y que también se echaron a la bolsa los partidos que integran la alianza “Va por México”–, representan dividendos por casi 19 mil millones de pesos (unos mil millones de dólares) de ese negocio ilícito.

De acuerdo con un estudio presentado en febrero de 2019 por el Mexico Institute del Woodrow Wilson International Center for Cholars y el programa “Justicia en México”, de la Universidad de San Diego, realizado por los investigadores Roman Le Cour Grandmaison, Nathaniel Morris y Benjamin T. Smith, titulado El boom del fentanilo en Estados Unidos y la crisis del opio en México, “el valor de la cosecha de opio en 2017 superó probablemente el valor total de la producción agrícola de 26 de los 32 estados de México”.

“El valor de la cosecha de opio en 2017 probablemente era de aproximadamente 19 mil millones de pesos (mil millones de dólares) –es decir, más que el valor total de la producción de frijol (16 mil millones de pesos u 846 millones de dólares), trigo (13 mil millones de pesos o 687 millones de dólares) o algodón (12 mil millones de pesos o 636 millones de dólares) que México producía entonces”, revela el estudio.

Estudio El boom del fentanilo en Estados Unidos y la crisis del opio en México: https://www.wilsoncenter.org/sites/default/files/media/documents/publication/el_boom_del_fentanilo_en_estados_unidos_y_la_crisis_del_opio_en_mexico.pdf

Así, el “corredor del opio” o “corredor de la amapola” coincide con los triunfos de la alianza “Va por México” en todos los distritos electorales federales que comprende este pasadizo estratégico de los cárteles del narco.

 La ruta inicia en la Montaña Baja y Tierra Caliente del estado de Guerrero, específicamente en los municipios de Chilapa y Ciudad Altamirano, que a su vez se conecta con los municipios de Tejupilco y San Felipe del Progreso, en el Estado de México, para luego saltar al estado de Michoacán, en la frontera de esos municipios mexiquenses con los ayuntamientos de Hidalgo, Acámbaro, Uriangato, Puruandiro, Zacapú, Morelia, Pátzcuaro, Zamora y Jiquilpan.

De acuerdo con los resultados finales de los “Cómputos Distritales 2021. Elecciones Federales”, del Instituto Nacional Electoral (INE), en todos esos municipios se alzó con la victoria la alianza “Va por México” (PAN-PRI-PRD).

Es decir, en el Distrito 6, con cabecera en Chilapa, y en el Distrito 1, que comprende Ciudad Altamirano, ambos en Guerrero, de la Circunscripción 4. También, en el Distrito 36, de Tejupilco, así como en el Distrito 9, de San Felipe del Progreso, ambos de la Circunscripción 5 del Estado de México, además de los Distritos 6 (Hidalgo), 14 (Acámbaro), 10 (Uriangato), 2 (Puruandiro), 5 (Zamora), 7 (Zacapú), 11 (Pátzcuaro), 4 (Jiquilpan), todos del estado de Michoacán, en la Circunscripción 5.

Según la Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo (ENR), elaborada por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (UIF-SHCP), que preside Santiago Nieto Castillo, y que fue presentada en septiembre de 2020, esa región es disputada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel del Pacífico, La Familia Michoacana y Guerreros Unidos.

El “pasadizo del opio” continúa por los estados de Guanajuato y de Jalisco, específicamente por los municipios de San Francisco del Rincón, de donde es originario el expresidente Vicente Fox Quesada, y de ahí salta a los ayuntamientos de La Barca, Tepatitlán, Tequila, Lagos de Moreno y Tonalá, que también ganaron los candidatos del bloque opositor PAN-PRI-PRD, con excepción de la plaza guanajuatense, que se llevó únicamente el PAN con el 45.69 por ciento de los votos.

De ahí, el “corredor del opio” da un salto al estado de Aguscalientes, vía los municipios Aguascalientes capital (que también ganó exclusivamente el PAN con el 56.48 por ciento de los sufragios) y Jesús María, para de ahí abrirse paso hacia el estado de Zacatecas, a través de los ayuntamientos de Jerez y Guadalupe, en los cuales también se impuso electoralmente la alianza “Va por México”

En el reporte de la Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo (ENR) se señala que, en esas regiones del territorio nacional, los grupos criminales que se disputan las plazas son El Cartel Jalisco Nueva Generación (CJN), el Cártel del Golfo, Los Zetas y el Cartel del Pacífico.

***

En el último tramo de este “corredor de la amapola” –que se extiende hasta la frontera de Estados Unidos a través del cruce fronterizo de Ojinaga y Presidio, Texas–, y que es donde se ubica precisamente el llamado Triángulo Dorado, aparecen distintos municipios de los estados de Durango, Sinaloa y Chihuahua.

No obstante, la conexión para llegar hasta este punto –que viene desde Guerrero—pasa de Zacatecas a Durango por los municipios de Victoria y Guadalupe Victoria, los cuales enlazan hasta Chihuahua por medio de la cabecera municipal de Hidalgo del Parral, para luego engarzarse en los ayuntamientos de Cuauhtémoc, Chihuahua capital y, finalmente, Delicias. Todos en la Circunscripción 1 y todos con triunfos de la alianza PAN-PRI-PRD.

 Los grupos de la delincuencia organizada que tienen presencia en ese último tramo del “corredor del opio”, de acuerdo con el informe de la UIF—son el Cártel del Pacífico, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de los Beltrán Leyva.

Fuente: DEA (2015)

Témoris Grecko, periodista independiente, comentó en su análisis titulado “PRI+PAN: El Partido de la Sierra Madre Occidental”, que en el mapa electoral que arrojaron los comicios del 6 de junio, en cuanto a los 300 distritos electorales federales, “se aprecia cómo es que al PRI y al PAN, de Tierra Caliente a la tarahumara, Morena los arrojó a la montaña”.

Y añade: “El último mapa, elaborado por el INE, muestra los distritos electorales federales que ganó cada partido. Los de azul oscuro son los panistas. Los azul claro, los de la coalición: no representan la implantación panista sino la de los tres partidos (los verdes son del PRI y muestran su arrinconamiento territorial”.

https://www.facebook.com/temoris/posts/10158135149593017

***

Al día siguiente de los comicios del 6 de junio, en la conferencia “mañanera” en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que en la jornada electoral los grupos de la delincuencia organizada se hubieran “portado muy bien” en el desarrollo de las elecciones.

“No fueron elecciones de Estado, como las que se llevaron a cabo durante décadas y siglos en México. La gente se portó muy bien. Los que pertenecen a la delincuencia organizada, en general bien. Se portó peor la delincuencia de cuello blanco, pero no se pasaron de la raya y tampoco alteraron lo fundamental, los resultados (electorales)”, remarcó el primer mandatario el 7 de junio.

Lo anterior fue aprovechado por el panista Marko Cortés, el priista Alejandro Moreno y el perredista Jesús Zambrano, así como por el promotor de la alianza “Va por México”, el empresario Claudio X. González, y en la última semana por el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, del PRD, para asegurar que los grupos del crimen organizado jugaron a favor de Morena y que el país se encamina hacia un “narcogobierno”.

Sin presentar evidencias de sus dichos, el dirigente priista perredista aseguró que “hubo más de mil levantones a operadores de la alianza ‘Va por México’ el día de la elección”.

“Es sumamente peligroso el discurso de López Obrador al mencionar que el crimen organizado ‘se portó bien’. Es desvergonzado y riesgoso, porque pareciera que estamos avanzando hacia un narcoestado. El crimen organizado se portó bien, pero para el gobierno de Morena”, sostuvo Zambrano Grijalva el 8 de junio.

Al respecto, Marko Cortés comentó apenas este domingo 27 de junio que “pareciera que el gobierno de Morena mantiene un pacto con la delincuencia organizada, porque ni persigue ni detiene a los criminales”.

“Nosotros le hemos exigido al gobierno federal que presente una verdadera estrategia contra la delincuencia organizada, pero el presidente no ve ni oye a los mexicanos. Pareciera que el gobierno de Morena mantiene un pacto con la delincuencia organizada, porque ni persigue ni detiene a los grupos criminales. Al contrario, los libera y les agradece su buen comportamiento en el proceso electoral”, dijo el panista.

En ese sentido, el empresario Claudio X. González preguntó el 24 de junio, a través de su cuenta personal de Twitter: “¿Se puede estar en contra de la corrupción y aún tener acuerdos explícitos o implícitos con la delincuencia organizada?”

@RivelinoRueda

¡Subscríbete a nuestro newsletter!

Related posts