Llevan a escena Canción de Tumba, de Julián Herbert en El Galeón

Redacción Reversos.mx

Flores negras del destino nos apartan, es un espectáculo unipersonal basado en la novela Canción de Tumba, de Julián Herbert, y narra la vida de Guadalupe, una trabajadora sexual que convalece en una cama de hospital, mientras su hijo, interpretado por José Juan Sánchez hace un dulce y doloroso viaje a través de la memoria: un dibujo a mano alzada lleno de ternura, humor y una crueldad absoluta. 

Bajo la dirección de Belén Aguilar, la puesta explora un discurso estético basado en la cinematografía y la música, elementos con los que se construyen los recuerdos y la memoria emotiva de los personajes y que permite llevar a escena al personaje de la madre, interpretado por Lorena Glinz, y que sólo se hace presente en pantalla.

Este proyecto además de ser un ejercicio autobiográfico de Julián Herbert, Belén Aguilar y José Juan Sánchez, es un espejo de la relación entre México y sus habitantes. Es una reflexión y un recuento de la historia, de cómo nos hemos conducido en nuestro papel de hijos de México. Una hipótesis que se adentra en nuestro gusto por el melodrama y nuestra afición por la violencia. Una historia de lágrimas, sangre, amor y boleros.

Flores negras del destino nos apartan es una producción del INBAL y la compañía El Mirador que extiende su temporada en el Galeón del Centro Cultural del Bosque. Las  funciones  son los lunes y martes de julio y hasta el 24 de agosto, 20:00 horas. Los boletos están disponibles en taquilla y Ticket master.

Créditos
Dirección: Belén Aguilar

Actuación: José Juan Sánchez y Lorena Glinz

Escenografía e Iluminación: Jesús Giles

Música Original y Diseño Sonoro: Cristóbal Maryán

Cinefotógrafo: Ernesto Madrigal

Coreografía: Mauricio Rico

Diseño de vestuario y asistencia general: Kevin Arnoldo

Prensa y relaciones públicas: Artilugio Comunicación | Alejandra Urbina

Producción general y ejecutiva: Fausto Castaño | El Mirador

Fotografías en escena: Ernesto Madrigal

Related posts